Deportivos de ayer y de hoy

21 01 2008

 ferrari-f250-concept-side

Desde que, siendo yo un enano, un buen día por la mañana me levanté y me encontré con una edición “Especial FERRARI” de la revista AUTOMÓVIL en el suelo frente a la puerta de mi habitación, siempre he pensado que es la mejor marca de coches deportivos del mundo. Aún recuerdo la portada: amarilla con la foto de un 456 GT 2+2 azul precioso (acababa de salir). Más tarde, poco a poco fui conociendo su historia: origen, hazañas deportivas que forjaron la leyenda, modelos clásicos que fueron increíbles en su época,… y me dejé engatusar del encanto de esta marca este auténtico mito vivo. Pero realmente tengo que admitir que todo eso, pues sí, estaba bien y contribuía a magnificar y glorificar al Cavallino, pero en el fondo me daba igual; lo que me enamoró desde el primer momento y hasta el día de hoy fue la belleza de sus formas. Si por algo se puede destacar a Ferrari sin ningún lugar a discusión es por su inconfundible e inigualable diseño y por construir los deportivos más apasionantes del mundo: Testarossa, GTO, F40, …

Hoy en día, sigo siendo “Ferrarista” como el que más, pero creo que ya no es lo mismo. Por supuesto, cuando eres un niño todo es más perfecto y más bonito, pero creo que también se debe a que cada día estos coches son menos diferentes de los demás. Sí, el 599 GTB sigue siendo un Ferrari, y es una pasada, pero creo que no es tan radicalmente distinto a todo lo demás como lo fueron en su día sus ancestros.

De todos modos, creo que el caso de los coches de Maranello es uno de los pocos que al menos sigue manteniendo su identidad y su “aquél” diferenciador (al igual que otros constructores de deportivos exclusivos, por supuesto), porque esa sensación que tengo de que ya nadie se atreve a arriesgarse, y que todos los diseños siguen las mismas tendencias y son más de lo mismo, es extensible a prácticamente todas las fábricas (sólo que el único que de verdad me fastidia es el de Ferrari, jeje).

No puedo negar que por mis gustos personales, los modelos de los últimos años no me entusiasman. En general, las líneas actuales no siguen unos cánones o unas tendencias que sean de mi agrado precisamente, aunque por suerte todavía hay algún diseño de vez en cuando que me gusta. Es el caso del concept que encabeza esta entrada, bautizado como Ferrari F250 por su autor (un tal Idries Omar, ganador del último concurso mundial de diseño que organizó la marca) y que está inspirado en el Dino y en el 250 GTO. Una pasada, para mi gusto, pues a simple vista tiene una de las características que más echo de menos en los deportivos de hoy en día: una carrocería super-bajita unida a un ancho de vías impresionante.

Y es que antiguamente los coches deportivos parecían lo que eran: máquinas con una planta extrema y un aspecto casi caricaturesco que literalmente acojonaba. En consecuencia, era increíblemente difícil hacer una réplica, pues sólo por medidas no había ningún coche asequible que se pudiese adaptar fácilmente. Hoy en día, muchos de los llamados deportivos que plagan el mercado casi no se diferencian de un utilitario o berlina estándar “tuneado”: cada vez más altos, más amplios, más con la misma línea que las versiones para mortales (incluso compartiendo carrocería o al menos chasis), …

Por otra parte, parece que todo lo que tenga aristas es moderno y futurista, y cuantas más aristas y volúmenes “hechos a machete” más moderno y futurista será nuestro diseño. Los deportivos de ayer también se hacían con formas tremendamente agresivas y atrevidas, pero ello no implicaba plagar de “recortes” la chapa, sino que conservaban las líneas redondas y suaves, dándole esto además una apariencia más orgánica y visceral. En mi opinión lo que plaga a día de hoy los concesionarios no es más que una moda pasajera y fea vendida a base de marketing publicitario y repetición, repetición, repetición… y más repetición. Y espero que se vaya acabando pronto! (no dicen que las modas son cíclicas?)

Mientras tanto habrá que seguir conformándose con contemplar los muy pocos que van saliendo de mi gusto 😦

 

Ahí van unos cuantos de mis favoritos (por supuesto, casi todos rojos ^^’):

 

800px-FerrariGTO

Me enamoré de él desde que tuve mi primer coche de Scalextric: un Ferrari GTO Entremont que era invencible!

 

Mazda Furai

Nuevo prototipo de Mazda: Furai (creo que correrá en las Le Mans Series).

 

420 Dino

Lo que sería un Ferrari pequeñito y para “todos los públicos”.

 

ferrari_599novitec_10[1]

Preparación del Ferrari 599 GTB Fiorano que, a pesar de que me parezca un crimen el modificar estos coches, en este caso me encanta el resultado.

 

2004_Ferrari_575GTC_1280x960_04[1]

2004_ferrari_575_gtc_01[1]

ferrari_575_gtc_show

Quien dijo que los coches de carreras no son bonitos?! Adoro esta máquina! (no se nota? jeje)

 

Os dejo aquí también una estupenda galería que acabo de ver de los modelos de la casa italiana desde 1947.

 

Para terminar un vídeo que me he encontrado y me ha hecho suspirar…

Ains… amor a primera vista!

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

22 01 2008
Aleks

Se de que hablas amigo mío, es un sentimiento generalizado……….yo tuve un F-1 Rojo de la casa Fiat, JUAAAAASSSSSS.

23 01 2008
tikun

jajajaja el pelotilla! INJECTION!! ese si que era un bólido chulo xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: