Andorra 2008: viaje de pirados (II)

9 03 2008

pP2270167

Pues como había dicho, y con el retraso habitual en todo lo que acometo que me caracteriza, aquí van las mejores fotos del viaje.

Fueron 4 días de esquí bastante intensos: pocas horas de sueño, bastante sol, nieve suficiente aunque escasa en alguna pista, PS2 y MicroMachines de 4 con el gran multitap, pasta, sandwichs y muchos muchos kilómetros recorridos con los esquís puestos (y alguno caminando enterrados hasta las rodillas por la nieve xD). Por supuesto, también nos dimos el gustazo de reservar las últimas horas para Caldea, visita que no puede faltar en un viaje de esquí a Andorra.

Leer el resto de esta entrada »





Andorra 2008: viaje de pirados (I)

2 03 2008

Novo's flying

Tras dos días de intensa recuperación a base de dormir, dormir y dormir, así como de media tarde seleccionando y corrigiendo fotos, estoy en condiciones de contar al mundo mi última experiencia lúdico-vacacional: 5 días de viaje a Andorra para esquiar.

A modo de resumen, diré que desde el comienzo todo se empezó a torcer y resultó una auténtica locura de viaje, pero por suerte todo se fue solucionando y yo al menos me lo pasé muy bien. Recomiendo a todo el mundo un viaje de este tipo por lo menos una vez al año, pues no sólo vale para hacer deporte de invierno y quemarse la cara sino que es perfecto para desconectar por completo de la rutina y para pasárselo genial con buena compañía. Si además tenéis la “suerte” de que tanto la ida como la vuelta se conviertan en una aventura o casi casi una odisea, mejor que mejor 😉

Por cierto, la imagen que encabeza esta entrada es la que considero la mejor foto que ha dado este viaje: Álvaro ejecutando el ataque de la grulla al más puro estilo Karate Kid pero con esquís (vaya saltito!).

Leer el resto de esta entrada »





Vacaciones y puestas de sol

9 09 2007

Puesta de sol

Pues sí amigos, por fin las tan ansiadas vacaciones que llevo un mes intentando cogerme han llegado. Por supuesto, la cosa nunca puede salir del todo bien, así que este lunes toca pringar pero no hay que quejarse demasiado que si no el tio Murphy puede cebarse.

Las vacaciones bien podrían compararse a las puestas de sol, como la que véis aquí arriba. Ésta en concreto la he podido disfrutar mientras volvía de Caldas de Reis el otro día; como el coche de mi madre con remolque y un kart de 85kgs. dentro no anda… pues me dediqué a sacar fotos para no aburrirme conduciendo a 80 km/h por la autopista (por eso salió oscura y movida). El caso es que sabes exactamente cuándo son y cuánto duran, normalmente desaprovechas el comienzo, y a medida que llegan a su fin se hacen más exquisitas y las intentas saborear hasta la última gota, pero siempre saben a poco y te quedas con ganas de más. De hecho, para mucha gente es un trauma que tienen que superar posteriormente.

Así que nada, dedicaré esa primera parte de mis vacaciones a aprender a fotografiar como dios manda las puestas de sol. Luego a Madrid, a la cita anual con el magno evento denominado comunmente como la… BARBECUEEE!! ah! y a las fiestas de pijolandia, quiero decir, de Majadahonda. Y la semana del 17 al 23 espero dedicarla a un programa intensivo de entrenamiento con el kart.

Cada día me planteo más seriamente hacerme freelance con lo primero que se me ocurra y pasarme a la vida en vacaciones constantes, currando un poquito de vez en cuando (lo justo para sacar para gastos): más deporte, más vida contemplativa,…